Viajar a Maldivas en julio

© Baros Maldives

Viajar a Maldivas en julio: pescar en el paraíso

Una de las actividades más recomendables si tienes pensado viajar a Maldivas en julio es la pesca; una experiencia que adquiere otra dimensión en este paraíso terrenal, hogar de algunos de los peces más exóticos del planeta.

Los viajeros suelen preguntar por la mejor temporada para viajar a Maldivas en función de las lluvias. Y aunque es cierto que la estación seca es ideal para disfrutar de larguísimas jornadas de sol y playa, en la estación húmeda al viajero le esperan experiencias nunca antes vividas. Una de ellas es la pesca en Maldivas, y julio es un gran momento para practicarla.

Pescar en Maldivas permite al viajero conocer los métodos tradicionales empleados por los nativos del archipiélago, como el empleo de señuelos atados a la mano. Por ejemplo, Baros Maldives ofrece a los viajeros la posibilidad de realizar un completo programa de pesca en sus cristalinas aguas. Con el programa Big Game Fishing – Deep Sea Fishing, el viajero disfrutará de una inolvidable jornada pesquera en alta mar y podrá capturar atunes, peces voladores y wahoos.

Viajar a Maldivas en julio

© Baros Maldives

Viajar a Maldivas en julio: Hulhangu

Maldivas, con un clima netamente tropical, vive bajo el influjo del monzón del suroeste, que se manifiesta con especial intensidad en los meses de julio y agosto. Las tormentas, las fuertes rachas de viento y el mar algo agitado son las principales características del clima en este periodo.

Viajar a Maldivas en julio: sus tres Nakaiy:

Estos son los tres intervalos climáticos en que los maldivos dividen el mes de julio:

  • Funoas, del 1 al 14 de julio: tormentas y mares agitados con frecuentes y repentinos vendavales. Continúa el periodo de siembra en los campos.
  • Fus, del 15 al 28 de julio: el tiempo permanece húmedo y nublado; sin embargo es un buen momento para la pesca.
  • Ahuliha, del 29 de julio al 10 de agosto:  las tormentas empiezan a ser menos frecuentes en Maldivas, los días son más tranquilos y estables. Se cosecha el grano.

¿Te apetece un viaje al paraíso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *