Vida marina de Maldivas: el arte del camuflaje

Viajar a Maldivas en julio

© Baros Maldives

El mundo submarino alrededor de Baros es un lugar de intriga y carisma donde sus especies pueden cambiar fácilmente de identidad – e incluso sexo – para escapar de los depredadores o adaptarse al cambio climático. A continuación, os revelamos algunos de los misterios de la vida marina de Maldivas a vosotros, amantes del buceo y el snorkel.

Vida marina de Maldivas: peces que juegan al despiste

La fauna marina se manifiesta en diferentes formas y tamaños, pero solo unos pocos peces pueden realmente cambiar su forma física durante su vida. Cuando un animal va a ser atacado por un depredador, tiene dos opciones: correr o esconderse. Aunque pudiera resultar la opción más fácil, huir puede descubrir al animal de forma más obvia ante su atacante. Por otra parte, un pez que se esconde cambiando su apariencia para asemejarse a su entorno podrá sobrevivir gracias al camuflaje, escapando de la atención de otros animales de Maldivas.

Por ejemplo, la sepia es capaz de imitar su entorno cambiando el color, estampado y textura de su piel. Hacen esto alterando los pigmentos en su piel a fin de cambiar la forma en la que se refleja la luz de sol en su cuerpo. Además de camuflarse, la sepia puede alterar su piel para confundir a los depredadores o comunicarse con otros miembros de su especie.

Pero de todos estos especímenes, posiblemente el mejor integrante de la vida marina de Maldivas sea el pulpo imitador. Esta criatura también puede alterar la apariencia de su piel, siendo el único animal capaz de imitar a un rango diverso de especies – al menos 13 han sido registradas hasta el momento – incluyendo al pez león, serpientes de mar, medusas o anémonas. A su vez, algunas especies de peces diurnos expresarán una coloración diferente al anochecer para asegurar que no molestan al resto.  El pez loro indio de nariz larga, por ejemplo, simula un pijama de manchas oscuras tras el atardecer, camuflándose a la perfección con el entorno coralino.

Algunos crustáceos especiales tales como los cangrejos ermitaños no solo pueden cambiar su propio caparazón sino también el lugar en el que viven. Estos cangrejos tienen un abdomen asimétrico, suave, el cual les obliga a lucir una concha de molusco vacía como protección adicional. Ocasionalmente se les puede ver intercambiando diferentes envoltorios hasta que cada cangrejo obtiene uno más grande con el que cubrirse.

De todos los animales, los peces son los más fluidos sexualmente, siendo un 2% de las especies de peces las que han manifestado cierto hermafroditismo como, por ejemplo, el lábrido. La transformación sexual puede ser una respuesta al medio ambiente o a contrastes energéticos, o bien como una forma de mejorar el propio organismo de las especies. En ciertos entornos marinos, la temperatura también es un factor determinante. Para las tortugas, las cuales moran alrededor de Baros Maldives, la temperatura de incubación de sus huevos determina el sexo de la cría: por debajo de los 29º grados será macho, sobre esta cantidad una tortuga hembra.

¿Te gustaría bucear en Maldivas y descubrir este «mundo perdido»?

 

¿Te apetece un viaje al paraíso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *